miércoles, 17 de febrero de 2010

miércoles de ceniza


Se despertó con una invisible cruz de cenizas en la frente.
Tomó el café y las tostadas de cada mañana, sin pensar en nada.
La ducha le reconfortó el cuerpo, pero no le borró la triste marca, allí, sobre el entreceño.
Se vistió sin mucho amor por ella: remera, jeans, zapatillas (bueno, "esas" zapatillas), loción fresca y el pelo como venga.
Subte y las tres cuadras hasta la oficina, cruzando Plaza Lavalle.
Puso sonrisa mecánica y saludó cinco, siete, nueve veces. A esa hora llegaban casi todos.
Ascensor adormilado, tres saludos mas y su escritorio.
Botón de PC accionado, birome y anotador activados.
Paula en funcionamiento.
Margaritas amarillas marchitándose.
Las había comprado el domingo con el alma de fiesta y las había llevado a la oficina para no olvidarse de "ese" Carnaval. Era su idea, o las flores estaban "cenicientas" también?
Se tocó la frente y allí seguía la marca invisible.
Pero entonces, esperaba que Spiderman escalara los once pisos y apareciera mágicamente en la ventana?

A las diez y cuarto llegó Ernesto. Ja! Con ese Spiderman del sábado se habá olvidado de él. De todo lo que le gustaba su andar elástico y los gestos de sus manos al hablar.
"No estuvo en el baile de disfraces. Algún plan de fin de semana, claro. Nunca le faltan planes al atorrante".
Recordó con una sonrisa que su vestido negro sin espalda y la maravillosa máscara veneciana que le había prestado su Tia Elena estaban destinados a seducirlo.
Pero luego apareció Spiderman y ...
Y ahora se sentía como el Príncipe de Cenicienta y sin saber por dónde buscar.
Aquel espléndido Hombre Araña  de gélidos ojos verdes y poquísimas palabras, la había hecho sentir la mas bella de la fiesta. "Bella, mucho mas que linda" suspiró.
Bailaron toda la noche con miradas y risas prometedoras y casi al alba ese hombre de ojos verdes y osado disfraz le dió, se dieron, uno de esos lentos besos de película, de ojos cerrados y bocas abiertas, con manos caminadoras y suspiros incontenibles.
Ella se quedó en un mareo de sensualidad que le puso las piernas de gelatina y él se fue sin dejar rastros.
"Al menos tiene el número de mi celular" había pensado en medio del ensueño que la llevó hasta su casa, el amanecer del domingo.
Pecó de exceso de esperanza, se ve. Ella que sabe, desde siempre, que la esperanza puede ser una traidora.

La sorprendió Ernesto,de pie frente a su escritorio mirándola burlón: "Otra vez soñando, princesa?"
Ella lo miró seria; "triste?", se preguntó el hombre de camisa impecable y delicioso perfume "que no es Spiderman" se encontró pensando Paula.
  -No te burles de mi, que hoy es miércoles de ceniza y ando con un humor gris.
  - Ah, mirá...! Bueno, tal vez ésto pueda cambiarte de color ese humor.
Y dejó frente a ella una cajita de color azul con un moño rojo.
La muchacha desató con apurada torpeza el lazo y cuando abrió la pequeña caja se encontró con un par de lentes de contacto de color verde.
Lo miró sin saber qué sentir y Ernesto, con el mismo gesto burlón, dijo las palabras mágicas.
  -Spiderman te saluda, preciosa.

Dibujo de Flor Márquez en flor-eme.blogspot.com


Nota de la autora: Con respetuosas disculpas a los caballeros que me endulzan el alma con sus visitas a este blog, dedico esta entrada a todas las minas que leyeron con fruición a Corín Tellado y que se regocijan con las películas de amor con final feliz. Mi corazón de grillo se ha despertado felizmente cursi esta mañana. Quedan formalmente avisados.

25 comentarios:

  1. Me lo propuse el domingo, en el brindis del Año Nuevo chino.
    Se lo juré a San Valentín antes de matarlo de indiferencia.
    Se lo prometí al Rey Momo mientras ardía en la última noche del corso .
    ¡Nada de literatura, nada de música, nada de películas, nada de leer -mucho menos comentar- post que me recuerden el amor o alguno de sus derivados.
    Pero no pude resistirme a este maravilloso Miércoles de Ceniza.
    Mis reverencias para usted, Reina del Carnaval!
    (Por esas casualidades, Superman no andará también por su oficina?)

    ResponderEliminar
  2. :)

    Precioso!
    Porque me gustan las películas de amor con final feliz. Porque me gustan los spiderman desde niña.
    Y sobre todo si me lleva a volar.
    Si lo ve por ahí, dígale que desde niña me hace feliz.

    Besos amigamia.

    ResponderEliminar
  3. Está bien.
    Que acabe feliz.
    Total...

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que tierno!! Muy lindo cuentito..♥♥
    Muchas gracias por darle utilidad a uno de mis dibujos!!!
    Flor.

    ResponderEliminar
  5. Y Ernesto se convirtió en su héroe... iba a decir que esta historia tiene mucha miga, pero dado el contexto diré que esta historia tiene mucha tela... a veces sólo conseguimos vencer las distancias que crean los prejuicios o los miedos tras los disfraces o máscaras... pero bueno, bien está lo que bien acaba...

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Reina usted es una eterna enamorada.
    He leído algún Corin Tellado, pero vea... ultimamente veo futbol.

    Abrazo enorme compañera.

    ResponderEliminar
  7. Me encantó el relato y mas que de Corín Tellado, Señora, se me vino a la mente una historia del Album de historietas "Intervalo".
    Siempre me cargaban porque los elegía antes que el Tony y El Dartanian o Nippur de Lagash... Y yo pensaba,que sólo así podía entender un poco más a las mujeres... y sólo tenía 10 años.Ilusiones de pibe, no? Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. ¿Así que hay peliculas para chicas?
    jejeje... Buscaremos a Meg Ryan!

    ;)

    Por cierto, yo quiero a mi SpiderWoman repicando los cristales de mi ventana. Paseos nocturnos por las azoteas de la ciudad. Telarañas y luna, para qué más...


    :D

    ResponderEliminar
  9. Si, me encantan las peliculas romantica con finales felices que hacen soltar lágrimitas.
    Soy una romanticona, que le vamos a hacer.

    Muchas gracias.

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Mire qué plan más meditado el del Ernesto. Un amante del romanticismo y el suspenso. Bien por él, que supo cómo soplar las cenizas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Ay me encantó, es como un cuento de hadas!! :)

    Espero que Ernesto la quiera de verdad, que no sea solo una jugarreta.

    Besos Miralunitas!

    ResponderEliminar
  12. Acabo de leer su margen derecho!

    No había reparado en él, tampoco en que un comentario inspirado por las letras de Cecy, fueran un blanco para su mirada.
    Insisto pues:

    "La mirada es tan nuestra
    e intransferible
    que lo que ven tus ojos no verán los mios.
    Ni siquiera la lluvia será la misma."

    Gracias Miralunas!!!!

    ResponderEliminar
  13. Es maravilloso encontrar blog´s de otros paises porque uno lee otras perspectivas y enfoques de algún tema.

    Me ha gustado tu blog, y gracias por la advertencia, jejej. yo no lei a Collin Tellado y eso se ve.

    Te externo una invitacion a que visites mi blog y sea de tu agrado.

    Te mando un saludo desde algún anti-romántico lugar de México.

    Te sigooooooooooooooo.

    "La vida es un gran circo, pero sin espectadores"


    Ciao

    ResponderEliminar
  14. Viernes y paseando por tus letras... Un placer venir a estar atento a tus cosillas... tu universo...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. brillante entrada. Conmovedora. vivo a traves de ellas esos romances que todas merecemos... q a mi me tocaron y brindé por haberlos vivido. Q viva la cursileria si de esto se trata.

    ResponderEliminar
  16. bueno a mi me gusta Corin, las pelis de amor con final feliz... pero no soy mina. Casi casi de mina clavero...pero porteñito dijo la partera. Así que por distinción de genero no me lo dedicaste.

    No es cursi un romance intenso. Es más, a tantos les haría falta...

    besojos amiga.

    ResponderEliminar
  17. Ametralladora a Corin Tellado, salud a este cuento de miércoles de ceniza, maravilloso. No para los mismos menesteres pero...quien no querría hablar con Spiderman?
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. ¿Corin Tellado?
    me suena, me suena
    ¿un alma caritativa?
    me suena, me suena
    ¿Paliativo de solteronas?
    me suena, me suena
    ¿Novelas rosa?
    me suena, me suena

    ResponderEliminar
  19. Bien por los finales felices de historias felices!! Un beso

    ResponderEliminar
  20. hace un timempito le deje un mensaje de total cariño hacia su blog. hoy no encuentro donde, porque la verdad, solo se que tengo un blog para poder escribir, pero debo aprender a leer.
    divino este post. me parecio un gran mimo.
    Avisame si esto llega x favor! no me dejes hundirme en la web...
    pd). ya me hice fan.

    ResponderEliminar
  21. Ay, que lindas esas patas de gelatina!!
    Viva la cursilería y Corín Tellado, que la criticarán todavía pero bien que todos la leyeron!

    Me encantó!!!!

    besitos

    ResponderEliminar
  22. Ayy, ayy ayyy, yo también me vuelvo cursi recursi después de leer este magnífico alegato al deseo y al derecho a soñar!

    Me encantó, amiga, me chifló!

    Besitos nada cenicientos, más bien ciclogénicos y explosivos!

    ResponderEliminar