lunes, 20 de febrero de 2017

nubes



me ha invadido una nostalgia anticipada.
un perfume de despedida
se enreda en mi pelo quieto
y a mis manos les duele tu piel
intocada
ausente ya de las yemas de mis dedos
de mi lengua adormecida
de mi boca
sin la línea de tu espalda.
se regodea mi alma en la melancolía.
un presentimiento oscuro
de que ya no te veré llegar
me inunda de nubes la mirada.


el amor es un viajero incierto.








9 comentarios:

  1. Respuestas
    1. cuál será su magia para ser siempre bien recibido, sus máscaras?

      Eliminar
    2. me encanta verte por acá, Noelito. beso

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. siempre espero que me presentes sus disculpas la próxima vez.

      besos, higo de tuna!

      Eliminar
  3. Buenos días, miralunas:
    Enhorabuena por tu poema: hablas de ti y nos hablas a todos.
    Sí, el amor es un viajero incierto; pero, quizá, esa incertidumbre sea un sentimiento más vivo que la agonía de la monotonía. En mi caso, la incertidumbre me la suele provocar la duda de si me he despistado y he sobrepasado mi destino en el viaje, lo que hace que mi compañera de compartimento encuentre molesto el que siga a su lado cuando ya hacía tiempo que me debería haber ido.
    Feliz martes, miralunas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Nino, que un día me haces reir a carcajadas y otro como hoy, me dejas en silencio con tu reflexión.
      No dejes de visitarme!
      Feliz semana. Besos, Nino.

      Eliminar
  4. Bella metáfora las nubes en la mirada..

    ¿El amor? Es difícil definirlo... es o no es... y cuando es es indefinible y cuando no es es mejor no definirlo... creo...

    La palabra amor, leída al contrario sale roma... no sé por qué digo esto... una curiosidad en la que a veces pienso...

    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Ja, Imper! Y también sale ramo y sale mora.
    el amor es un ramo de moras en Roma.

    abrazo!

    ResponderEliminar