lunes, 12 de febrero de 2018

túnel círculos laberintos

 



el túnel 
que cavó mi memoria
por ese juego de inventar 
éso que lo hiciera amarme
en el nombre de amiga
sólo por la estrategia estéril
de mis mentiras
se ha transformado al fin
en una serpiente sutil
que avanza silenciosa
en infinitos círculos de dolor
y me arrastra 
en una mímesis aleatoria 
de mi misma
a un inexcusable laberinto
del que ya no he de salir.
en mis tripas duele 
el opaco sabor del desprecio
la diatriba ineludible
la ficción ya inexplicable
el amor de una vez incierto
y para siempre ausente.
mímesis y ficción
borrando la salida.

2 comentarios:

  1. A veces uno se engaña por voluntad propia e insiste en ver lo que se quiere a costa de evitar asumir esa realidad que duele. Muy borgiano lo tuyo. Un beso.

    ResponderEliminar