lunes, 6 de julio de 2009

aplausos y abrazos para ella


Ahora quiere que le baile,
se ha cansado de andar rogando.

Ahora busca a esta puta,
que lo ame fácil.

Anda queriendo dejar de ser sombra
Y me busca para que lo ampare.

Quiere que lo desvista, apurada,
Pero con calma.

No quiere preguntas
Ni versos,
Ni una palabra.

Anda buscando el sosiego
que se le murió al alba.

Y se lo ve tan cansado,
que me da gusto bailarle.

Me da gusto saborearlo
y ver como se derrite,
hombre de chocolate amargo.

Nada se ha hecho eterno
en ese mundo de hadas,
sal, y bienvenido al infierno,
que es el paraíso,
por el que todos pagan.

Yo de vos, no quiero paga.

Pintura: Mark Spain
-
Publicado por Magah
en su blog Palabras Descalzas


10 comentarios:

  1. tengo escuchadas mil historias de mujeres, pero ésta..... ay!

    ResponderEliminar
  2. Querida Miralunas, no es poco que te diga que me dejaste sin palabras.
    Es un hermosos regalo el que me hacés al poner en tu blog este poema, es el mejor ejemplo de nuestra charla del viernes, uno deja de ser dueño de sus letras cuando el otro se apropia de ellas.
    Tu gesto de compartir con tu gente algo que he escrito, habla de tu gran generosidad y eso no es un bien tan común por estos días.
    Gracias, de verdad gracias y si te ha dado placer leerlo, encontrarte con esta poesía, mi misión ya se ha cumplido.

    Un orgullo estar acá en tu espacio.

    Mi abrazo mas grande para vos.

    MAGAH

    ResponderEliminar
  3. Claro que si, aplausos y abrazos para ella.

    Muy bien!!!

    Besos a las dos.

    ResponderEliminar
  4. Hombre de chocolate amargo.

    Es mi chocolate favorito.

    Será por eso que...

    (jajaja)

    Me encantó, Miralunas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Si que es buena la historia.
    Magah escribe de cine.

    Besos para las dos.

    ResponderEliminar
  6. que lidna imagen: "hombre chocolate amargo"!


    A.

    ResponderEliminar
  7. Yo sólo como chocolate amargo, cuanto más... mejor!

    Me dejó patidifusa la frase, y el poema, profundísimo!

    Y tu buen hacer, Miralunas querida, inmejorable.

    Aplausos para ella, y también para vos!
    Besitos.

    ResponderEliminar